Lectura y comprensión lectora

Leer

El término leer (del latín legere), alude al proceso de percibir y comprender la escritura, ya sea mediante la vista, la escucha (audiolibros) o el tacto (braille). En esta definición se incluye, como parte fundamental de la lectura, que se comprenda lo que se está leyendo. Si no es así, lo que estamos haciendo, en sentido estricto, ¿no será leer?

Alfabetismo

Alfabetizar es enseñar a leer y escribir a grandes masas de personas. Además, se trata de un derecho fundamental de los seres humanos. Por desgracia, no toda la población del mundo sabe leer. Según la Unesco, se calcula que en 2008 había unos 774 millones de personas adultas analfabetas (aproximadamente uno de cada cinco adultos).

En la actualidad, se distingue entre analfabetismo e “iletrismo”, también denominado analfabetismo funcional. Una persona iletrada puede entender un mensaje sencillo, capta el mecanismo de la lectoescritura, pero no puede llegar a la idea central de un texto corto y no sabe usar los conceptos que lee (por falta de vocabulario y de comprensión lectora).

Percepción y comprensión

La psicología cognitiva y la lingüística estudian cómo los seres humanos perciben y comprenden la escritura. AL medir los movimientos oculares con el método “seguimiento de ojos”, la psicología trata de entender cómo la percepción y la comprensión se influyen y completan mutuamente.

Fundamentos de la percepción al leer

El ser humano percibe su ambiente por visión con fijaciones y sacadas. Al fijar clava los ojos en un punto inmóvil y con sacadas redirige la mirada rápidamente de un punto de fijación a otro. Solamente durante las fijaciones los nervios en la retina transmiten la información que perciben por la luz.

El campo visual es el área donde se ven objetos mientras el ojo está enfocado en un punto. La parte del campo visual por la cual se adquiere información útil durante una fijación se denomina área de percepción.

Movimientos oculares al leer

Si la percepción visual va unida a una buena comprensión semántica, los ojos siguen un desplazamiento lineal en la dirección de leer (en Occidente hacia la derecha) con sacadas de 7 a 9 letras y con un intervalo entre las sacadas en torno a 225 milisegundos. 

El avance lineal se ve interrumpido periódicamente con una regresión de la mirada hacia atrás, hacia palabras ya vistas, con sacadas entre 9 y 6 caracteres. Este cambio de dirección supone el 10% – 15% de las sacadas y es característico de una lectura fluida y correcta. Son movimientos que pueden aclarar el texto y que dependen de factores como la concentración o el interés de la persona que lee.

Movimientos sacádicos. Las flechas muestran el movimiento y la dirección de los ojos durante la lectura.
Modelos del control de sacadas

Hay dos modelos competitivos que tratan de explicar cómo el lector mueve la mirada.

Según el “modelo de proceso cognitivo”, el lector hace una sacada tan pronto como ha ganado acceso léxico, es decir, ha identificado la palabra enfocada.

Según el “modelo del motor ocular”, los movimientos son dictados físicamente. Al principio, el lector elige una estrategia fundamental (por ejemplo, leer tan rápido como le sea posible) y una táctica dependiente del texto (por ejemplo, si el texto es complicado, lee despacio).

Parece ser más correcto el modelo del motor ocular, pero no existe una prueba definitiva.

Identificación e integración de palabras

Los factores más importantes para identificar una palabra son las primeras tres letras, la última letra, el empleo de minúsculas y mayúsculas y la identidad fonética.

Vocalización

Es el proceso mediante el cual se articulan los sonidos (fonemas) de las palabras que se están leyendo. Cuando se vocaliza, la velocidad de la lectura y la comprensión del texto se reducen drásticamente.

Subvocalización

También denominada «vocalización mental», es el proceso por el cual se articula mentalmente lo que se lee. Es indispensable para transformar una grafía (letra) en sonido (fonema) lo cual se requiere para producir la significación (comprensión) y no tiene las limitaciones de velocidad y comprensión que tiene la vocalización, es decir, no estorba la comprensión. Al contrario, parece que la subvocalización forma parte relevante del proceso de leer. Algunos psicólogos creen que sin subvocalización no es posible leer, justifican su opinión con el papel importante que juega el componente fonético al identificar palabras.

La lectura

Se basa en dos componentes: 

  • El acceso léxico. Es el proceso de reconocer una palabra como tal y comienza con la percepción visual. Primero se perciben los rasgos gráficos (letras o palabras) y después tiene lugar un acceso léxico directo (cuando conocemos la palabra) o un acceso léxico indirecto (si nos encontramos términos desconocidos o difíciles de leer).
  • La comprensión. En ella se distinguen dos niveles:
  • Nivel elemental. Es la comprensión de las proposiciones del texto y se realiza a partir de la conjunción de los elementos textuales (información proporcionada por el texto mismo) y de los elementos subjetivos (conocimientos previos). Se realiza de forma automática y está considerado un microproceso. 
  • Nivel superior. Es el de la integración de la información suministrada por el texto. Consiste en ligar unas proposiciones con otras para formar una representación coherente de lo que se está leyendo. Se realiza de forma consciente y no automática y está considerado como un macroproceso.

El proceso de lectura

Según algunas teorías, la persona que lee es una simple receptora que busca o extrae la información del texto, es decir, que es ajena al texto y su comprensión se limita al mensaje que se quiere transmitir.

Otras teorías conciben la lectura como un proceso interactivo y otorga al lector un papel más activo, ya que debe construir el sentido del texto.

Realizada eficientemente, la lectura debe facilitar el surgimiento, en el consciente de la persona lectora, de la comprensión del texto. Cuando termina el acto de leer y no ocurre tal comprensión, no se puede afirmar que se haya cumplido el proceso de lectura. Una vez que se tiene claro lo que es leer y sus implicaciones, se puede analizar lo que debe hacer un lector para realizar esta actividad con eficiencia.

La lectura posee las siguientes características:

1.- Leer es un proceso de pensar. Pensar en el significado de los símbolos impresos.

2.- Es una actividad de comprensión de las ideas que se hallan tras las palabras.

3.- Es una actividad que se realiza individualmente.

4.- La habilidad lectora puede mejorarse y perfeccionarse.

5.- Existe una interrelación estrecha entre lectura-pensamiento y lenguaje, pues el lenguaje es un instrumento del pensar y un medio de expresar a otras personas lo que hemos pensado.

Comprensión lectora

La comprensión es el proceso de elaborar el significado por la vía de aprender las ideas relevantes del texto y relacionarlas con las ideas que ya se tienen. Este proceso se da siempre de la misma forma, sin importar la longitud del texto.

No es lo mismo leer que comprender lo que se lee. Se puede leer un texto y no comprenderlo. Las causas pueden ir desde la falta de vocabulario hasta la escasa atención.

Importancia de la comprensión lectora

Resulta muy importante no solo para entender lo que se lee, sino para identificar cuando algo no se entiende por falta de recursos. En estos casos, consultar una palabra o concepto puede ayudar a una asimilación más completa.


Puedes dejar tu Comentario a continuación.


La lectura es un acto de creación permanente”.

Daniel Pennac (nacido en 1944). Escritor francés.

Deja un comentario